Ayuda
circulación[circulation]
f. (Fisiol.) Circulación de la sangre: Función fisiológica propia de la mayoría de los animales metazoos, la cual consiste en que la sangre sale del corazón por las arterias, se distribuye por todo el cuerpo para proporcionar a las células las sustancias que necesitan para el ejercicio de sus actividades vitales, y vuelve al corazón por las venas.
lat. circulātiōn(em) [circul(um) lat. 'círculo' + -ā-tiōn(em) lat. 'acción']
Leng. base: lat. Antigua con cambio de significado. Significado antiguo docum. en 1499 en esp. . Nuevo significado acuñado en lat. cient. en 1628 por W. Harvey. Tituló su libro de 1628 Exercitatio anatomica [...] de circulatione sanguinis.En lat. es término astronómico, significa 'órbita'; pasó a lat. tardío y mediev.
documentación reciente de circulación           documentación histórica de circulación
>> ir al comentario >>
Esta palabra también aparece en las siguientes entradas:
absorción; autorregulación; capilar; colapso; embolia; émbolo; hemodiálisis; hemodinámica; inflamación; perfusión; pinocitosis; sedimento; sistémico, ca; termohalino, na; venotónico
 

IMAGEN

[pulse sobre la imagen para ampliarla]
procedencia de la imagen: http://es.wikipedia.org/wiki/Aparato_circulatorio
Comentario
La circulación de la sangre y la alquimia
Nuestro propósito no consiste en modo alguno en hacer una historia del descubrimiento de la circulación de la sangre, un tema apasionante que ha sido ampliamente estudiado por los historiadores de la ciencia. No vamos a hablar de Ibn al-Nafis al que se atribuye el descubrimiento de la circulación pulmonar en 1242, sin que este descubrimiento influyera en la ciencia occidental, ni de Miguel Servet que también la redescubrió en 1546, ni de Amato Lusitano que incidía sobre lo mismo muy poco después, describiendo además el funcionamiento de la válvulas venosas, ni del anatomista italiano Realdo Colombo que también hizo aportaciones importantes sobre la circulación pulmonar en 1559. Dejamos esa tarea para los historiadores de la medicina.

Nos vamos a centrar solo en el uso del término latino circulātio en William Harvey que fue quien explicó de forma definitiva que existía una conexión entre los sistemas arterial y venoso en el cuerpo y no solo en los pulmones, como sus predecesores; además determinó que los movimientos del corazón provocaban que la sangre arterial fluyera por conductos diminutos y se transformara en sangre venosa en un movimiento circular, cuando todavía no se habían observado visualmente los capilares más pequeños que comunican el sistema arterial con el venoso. Todo ello lo expuso Harvey en una pequeña obra en 1628 cuyo título es: Exercitatio anatomica de motu cordis et sanguinis in animalibus.

William Harvey

Pues bien, en esa monografía no aparece el término circulātio; se habla en uno de sus capítulos más importantes «de circulari motu sanguinis» (cap. VIII), o de «sanguinis circuitum» (cap. IX). El hecho de que las traducciones inglesas de la obra hayan vertido esas expresiones mediante circulation ha hecho creer, incluso al muy serio y concienzudo Oxford English Dictionary, s.v. circulation, que Harvey lo usó en 1628. Sí aparece, sin embargo, más tarde en su obra de 1648 Exercitationes duae anatomicae de circulatione sanguinis. Antes de esa fecha lo estaban usando partidarios y difusores de Harvey, así, en 1639 Roger Drake titulaba su tesis, dirigida por Jan de Wale, Disputatio medica de circulatione naturali seu cordis et sanguinis motu circulari. Obsérvese como todavía en el título se alude a motu circulari, la expresión que había usado Harvey en su primera publicación sobre el tema. Dos años antes, en 1637, Descartes, en su famosísimo Discours de la méthode exponía en detalle la teoría de Harvey y usaba al hacerlo el término francés circulation (p. 56 en la edición original). Es la primera documentación que hemos encontrado del uso de la palabra referido a lo que nos ocupa.

En fin, es probable que fuera el propio Harvey el que introdujera la palabra circulatio para referirse a su propuesta, pero no lo hemos podido documentar; sin embargo, sí está claro que entre sus seguidores se utilizó esa expresión pocos años después a que él postulara su teoría.

Más allá de esta pequeña cuestión de fechas, nos parece más interesante establecer con qué relacionaba Harvey el término circulatio o la expresión motus circularis. Si nos fijamos en los significados con los que se utilizaban en el inglés de la época el verbo circulate y el sustantivo circulation hay dos posibilidades, una es el movimiento de los astros y otra la circulación a la que sometían los líquidos los alquimistas (circulation en ingl. tiene este sentido especial que no documentan ni el Diccionario de autoridades ni el DRAE en español para circulación). Nos parece interesante y documentada la propuesta de Thomas Wright en William Harvey: A Life in Circulation, Oxford U.P, New York 2013, pp. 173 y ss., en que pone en relación el término para designar este proceso fisiológico con la alquimia. El corazón sería como un circulatory, una especie de retorta que se usaba para destilar líquidos mediante una circulación recurrente del mismo líquido para conseguir una mayor pureza. El movimiento circulatorio de la sangre sería, según eso, parecido al de un líquido que se destila una y otra vez.

Sobre Harvey se puede aprender mucho en Walter Page, New Light on William Harvey, Basel 1976.

Francisco Cortés. Noviembre de 2012.

© http://dicciomed.eusal.es. Reservados todos los derechos.

Cada quince días en dicciomed una nueva palabra de la semana (excepto los meses de julio y agosto). Vea el listado de las publicadas. Suscripción por email / por RSS




PALABRAS

  Biología
  Medicina
  Todos los Términos


Ordenadas por:
Fechas
Campo científico
Lengua de origen
Acuñaciones
Creadores

ISBN: 8478005722