Ayuda
metabolismo[metabolism]
m. (Fisiol.) Conjunto de reacciones anabólicas (biosíntesis), reacciones catabólicas (degradación) y reacciones anfibólicas (que valen tanto para lo uno como para lo otro, dependiendo del estado fisiológico de la célula).
fr. métabolisme [metá μετά gr. 'cambio' (sign. 1 'en medio de') + bol-/bel- βολ-/βελ- (βάλλω) gr. 'lanzar' + -ismos gr. 'proceso', 'estado']
Leng. base: gr. Neol. s. XIX 1858 en fr. A partir del significado que Th. Schwann había dado a metabolisch 'metabólico' en 1839 sobre el adj. gr. metabolikós μεταβολικός, derivado a su vez de gr. metabolḗ μεταβολή, 'cambio'.
documentación reciente de metabolismo           documentación histórica de metabolismo
>> ir al comentario >>
Esta palabra también aparece en las siguientes entradas:
alantoína; alcaptonuria; anabolismo; anhidrobiosis; basal; biotina; calcio; calcitonina; catabolismo; célula; corticoide; corticosterona; cortisona; creatinina; enterobacteria; glucocorticoide; glutamina; hemimetabolismo; leucodistrofia; lipodistrofia; metabólico, ca; nutriente; potasio; raquitismo; toxicocinética; uremia; virus
Comentario
El proceso gradual de la acuñación de una palabra
A poco que se indague en Internet sobre esta palabra se saca la conclusión de que fue acuñada por el famoso biólogo Theodor Schwann, uno de los padres de la teoría de la célula, que ya ha sido citado en nuestro comentario sobre célula. Sin embargo, sin ser del todo falsa esa información, se puede matizar bastante. En realidad Schwann introdujo el término alemán metabolisch en biología, es decir el adj. metabólico, pero no el sustantivo Metabolismus, como bien nos informa un artículo de Nature sobre el particular de 1917. Podemos leer el texto de Schwann en alemán en que usa la palabra mencionada, perteneciente a su famosísima monografía Mikroskopische Untersuchungen ueber die Uebereinstimmung in der Struktur und dem Wachsthum der Thiere und Pflanzen, Berlín 1839, es decir, «Investigaciones hechas con el microscopio sobre las correspondencias en la estructura y crecimiento de los animales y plantas». Es famosa porque fue en esa publicación donde Schwann expuso los principios de la teoría celular, siendo el principal que todos los organismos vivos están formados por células. Pues bien en su p. 229 afirma:

«La cuestión sobre la fuerza fundamental de los organismos se reduce a la cuestión de las fuerzas fundamentales de las células individuales. .... Los fenómenos [de estas fuerzas] se pueden ordenar en dos grupos de forma natural: en primer lugar los que tienen que ver con la combinación de las moléculas para formar una célula, podemos llamarlos fenómenos plásticos de las células; en segundo lugar, los fenómenos que resultan de los cambios químicos tanto de las partículas que componen la propia célula, como del citoblastema que está alrededor; éstos pueden llamarse fenómenos metabólicos (τὸ μεταβολικόν, lo que es susceptible de provocar o sufrir un cambio)».

Varias observaciones:

1) Schwann se limita a trascribir en alemán un adjetivo griego y no fue el primero que lo había hecho, en efecto, en un libro de 1835 sobre lírica griega se usa ya el término. Desde luego que es novedad de Schwann aplicarlo a fenómenos químicos de la célula.

2) Conoce perfectamente los valores del término griego y traduce admirablemente su significado.

3) No fue Schwann el que utilizó en alemán Metabolismus para describir el conjunto de los procesos metabólicos celulares. De hecho, esa palabra se estaba usando en alemán en filosofía y religión, como comprobamos en este texto de 1856.

4) La primera documentación del uso de metabolismo para el conjunto de los procesos metabólicos de Schwann la hemos encontrado en francés metabolisme en 1858 (según información del diccionario Robert). Como ya hemos comentado más de una vez a propósito de la fecha de documentación de un término, el que se documente en francés en 1858 no implica en absoluto que no haya podido producirse antes en alemán, sencillamente no lo hemos podido documentar. En cualquier caso, no hay que esperar a un manual de fisiología de M. Foster de 1876, como afirma el artículo de Nature citado más arriba.

En conclusión, no fue Schwann el que introdujo el término pero desde luego fue él quien hizo que significara lo que significa hoy día y no nos parece mal que se le atribuya su invención aunque no sea rigurosamente exacto.

Por cierto, que fue también Schwann quien acuñó el término pepsina.

Otro día hablaremos de anabolismo y catabolismo, introducidos años después que metabolismo, y que son muy curiosos desde el punto de vista etimológico en cuanto que en ellos -bolismo se carga del significado de metabolismo.

© http://dicciomed.fundacionusal.es. Reservados todos los derechos.

Cada quince días en dicciomed una nueva palabra de la semana (excepto los meses de julio y agosto). Vea el listado de las publicadas. Suscripción por email / por RSS




PALABRAS

  Biología
  Medicina
  Todos los Términos


Ordenadas por:
Fechas
Campo científico
Lengua de origen
Acuñaciones
Creadores

ISBN: 8478005722